Qué hacer cuando Windows 10 no arranca

Windows 10

A diferencia de macOS, el sistema operativo de los ordenadores de Apple, cada versión de Windows se crea para ser compatible con un gran número elementos de hardware diferente. Debido a esta circunstancia, cuando un equipo gestionado por Windows 10 no arranca, el número de factores que incluyen son muy elevados y en ocasiones nos puede llevar un buen rato encontrar el problema.

Los motivos por los que un equipo con Windows ha dejado de arrancar no solo pueden estar relacionados con la copia de Windows , sino que también pueden estar relacionados con el propio hardware del equipo, ya sea por un problema físico que afecta a su funcionamiento, una actualización de drivers… Si quieres saber qué hacer cuando Windows 10 no arranca, te invito que sigas leyendo.

El equipo no se enciende

Aunque pueda parecer absurdo, es probable que la regleta o el enchufe donde conectamos nuestro equipo, no esté conectado a la corriente, por lo tanto, no podemos encenderlo. Hay que tener en cuenta, que el equipo siempre encederá aunque algunos de sus componentes fallen, incluso si el problema está relacionado con la fuente de alimentación.

En este caso, el equipo emitirá pitidos continuos, pero siempre encenderá. Si no se enciende, y el equipo se encuentra conectado a la corriente, el otro problema posible puede estar relacionado con el botón de encendido del equipo, un botón que no suele fallar en el 99% de ocasiones, pero siempre hay una primera vez.

Artículo relacionado:
Cómo restablecer Windows 10 de forma rápida y segura

Si se trata un equipo de sobremesa, el coste de un botón para iniciar el equipo es de unos pocos euros. Pero si se trata de un portátil, la cosa se complica ya que tendremos que llevarlo a un servicio técnico de ordenadores (cualquiera vale) para que reemplacen el botón por uno nuevo.

Tenemos una unidad USB, disco duro o DVD en la unidad conectado

Pendrive

A la hora de inciar un equipo por primera vez, si este no tiene un sistema operativo, debemos acceder a la BIOS del equipo para seleccionar la unidad donde se encuentra la copia del sistema operativo que vamos a instalar para que el equipo se inicie y podamos instalarlo.

Si una vez que hemos instalado el sistema operativo, no quitamos la unidad o introducimos otro USB, disco duro o DVD y el equipo sigue configurado para leer en primer lugar una de estas unidades, pero estos no tienen una copia del sistema operativo que queremos instalar, sino simplemente datos, el equipo se quedará pensando con la pantalla en negro sin avanzar.

Artículo relacionado:
Métodos para formatear un USB dañado

La solución a este problema es tan sencilla como quitar todos los dispositivos y unidades ópticas que tenemos en el equipo para que, al no dectectar ninguna unidad adicional de prioridad al disco duro donde se encuentra el sistema operativo y vuelva iniciarse como siempre.

Suenan pitidos cortos al iniciar el equipo

Placa base

Este es uno de los problemas más graves que nos podemos encontrar cuando nuestro equipo no quiere arrancar un problema que no tiene una solución sencilla ya que significa que la placa base, donde se conectan todos los componentes que forman parte del ordenador, ha dejado de funcionar.

La única solución pasa por reemplazar la placa base del equipo, un proceso que si entendemos algo de informática, aunque sea poco, podemos hacer nosotros mismos, ya que todos los componentes de un ordenador, únicamente se pueden conectar en un lugar es específicos, es como si se tratara de puzle.

Hemos movido el ordenador

Interior ordenador

Los pitidos que suenan al iniciar el equipo, no solo pueden estar relacionados con el mal funcionamiento de la placa base de nuestro equipo, sino también con alguno de sus componentes:

  • Si el equipo emite 5 pitidos cortes, se trata un fallo en el procesador.
  • Si el equipo emite 8 pitidos cortos, el problema lo podemos encontrar en la tarjeta gráfica o en alguno de los módulos de memoria.
  • Si equipo emite 11 pitidos, el error se encuentra en la memoria caché del equipo.
  • Si el equipo emite 12 o 13 pitidos, el fallo se encuentra en la BIOS, el sistema operativo que gestiona la placa.

En muchas ocasiones, la mayoría de estos errores se deben a que alguno de los componentes físicos que forman parte del equipo se han desplazado ligeramente y no hacen buen contacto con la placa. La solución pasa por asegurarnos que todos los componentes están bien anclados a la placa base e intentarlo de nuevo.

Pantalla azul de la muerte

Pantalla azul Windows 10

Aunque cada vez es menos habitual encontramos con la pantalla azul de la muerte (pantalla que también aparece en macOS), si alguna vez no encontramos en nuestro equipo con esta pantalla, el motivo está relacionado con archivos corruptos que están causando inestabilidad e incompatibilidad en el equipo.

Si esta pantalla aparece nada más instalar una aplicación, una actualización o un nuevo hardware podemos conocer rápidamente quien o que ha sido el causante. La solución pasa por desinstalar la aplicación y/o retirar el nuevo componente de hardware que hemos instalado. Si el problema persiste, restaurar a la versión anterior de Windows 10 que teníamos el equipo, siempre y cuando tengamos una copia de seguridad sobre apoyarnos.

El equipo arranca pero va muy lento

Eliminar aplicaciones del arranque

Los motivos por los que un equipo arranca y va muy lento, pueden ser variados y no siempre están relacionados con algún problema de hardware. Uno de los motivos por los que nuestro equipo puede tardar mucho en iniciarse y estar listo para trabajar, está relacionado con el número de aplicaciones que tenemos en el inicio de nuestro equipo.

Si ese número es elevado, el tiempo de inicio será muy prolongado, sobre todo si nuestro el disco duro es HDD y no SSD. Si el disco duro es SSD, y aún así, el tiempo de inicio es muy elevado, es un claro síntoma de que el disco duro sólido (SSD) está presentando problemas de funcionamiento y está a punto de dejar de funcionar.

Artículo relacionado:
Cómo mejorar el rendimiento de Windows 10 con estas ideas

Para comprobar si el fallo se encuentra en el disco duro, podemos hacer uso del comando «chkdsk /f c:» sin la comillas y donde c: es la unidad que queremos analizar. La variable «/f» se encarga de corregir los errores pueda tener el disco durante el proceso de chequeo, un proceso que puede durar varias horas dependiendo de la capacidad del disco duro.

Para escribir este comando, debemos abrir Símbolo de sistema a través de la aplicación CMD como administrador. Si no accedemos al símbolo de sistema como administrador, no tendremos los permisos necesarios para poder ejecutar la aplicación Checkdisk.

El equipo se reinicia cada poco tiempo

Procesador

Cuando nuestro equipo arranca sin problemas, pero al poco tiempo se reinicia y entra en un bucle de reinicios del que no podemos salir, el problema lo encontramos en el procesador. Afortunadamente, no es problema de mal funcionamiento del procesador que nos obliga a cambiarlo, sino que se debe a la pasta térmica que se sitúa entre la placa y el procesador.

Con el paso del tiempo, la pasta térmica se seca, se estropea y la función que ofrece, mantener a raya la temperatura del procesador, no la puede llevar a cabo. Los procesadores están programados para que si elevan su temperatura dejen de funcionar hasta que esta se vuelva a enfriar.

La solución pasa por abrir el equipo, quitar el procesador y reemplazar la pasta térmica, un proceso sencillo y barato, ya que el precio de la pasta térmica no supera los 10 euros en Amazon.

Detectar que es lo que falla

Modo seguro Windows 10

Si no acabamos de encontrar cual es el fallo que nos nos permite trabajar con normalidad con nuestro equipo, podemos hacer uso del Modo a prueba de fallos / Modo seguro, un modo que nos permite iniciar nuestro equipo sin que se carguen ningún drivers de los componentes que forman parte de él.

De esta forma, podemos descartar rápidamente si se trata de un problema de hardware o de software. El modo a prueba de fallos no solo no carga los drivers de los componentes, sino que además, tampoco carga ninguno de los programas que tengamos establecidos en el inicio de nuestro equipo.

Si el equipo funciona en modo a prueba de fallos, podemos descartar que el hardware sea el problema, por lo que si no hemos encontrado el problema, la mejor solución es formatear el equipo y realizar una instalación limpia de Windows 10.

Hemos olvidado el PIN de acceso

Pin acceso Windows 10

Aunque suele ser poco habitual, es probable que hayamos olvidado el PIN de acceso a nuestro equipo. En estos casos, podemos recuperar el acceso nuevamente a nuestro equipo pulsando en Olvidé mi PIN.

A continuación se mostrará una ventana en la que debemos escribir la cuenta de correo de Microsoft asociada a nuestro equipo, confirmar que no somos una máquina confirmando el captcha que se muestra y seleccionar una de las opciones que nos ofrece.

  • Si hemos añadido nuestro número de teléfono a la cuenta, debemos seleccionar esa opción para que recibir un código para verificar nuestra identidad y volver a acceder a Windows..
  • Si la hemos añadido, tendremos la opción de recibir un correo en la cuenta de recuperación que hayamos establecido, un correo con el código que debemos introducir en Windows para confirmar que somos los legítimos propietarios de la cuenta.
  • La última opción que tenemos para recuperar el acceso a nuestro equipo, sino hemos establecido ninguna de las dos opciones anteriores, es respondiendo a una serie de preguntas sobre nuestra persona y relacionadas con nuestra cuenta como de quien hemos recibido correos últimamente, a quienes hemos enviado correos recientemente.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.