Qué es y cómo saber cuál es el SSID de tu red Wi-Fi

conexiones router

Antes de la llegada de las conexiones inalámbricas, las redes informáticas se creaban mediante cables ethernet, conexiones físicas mediante un cable entre el equipo servidor y el resto de equipos que formaban parte de la red. El problema a la hora de montar este tipo de redes era su elevado coste pero su principal ventaja era la seguridad.

Con la llegada de las redes inalámbricas, el coste de montar redes se redujo considerablemente ya que no hacía falta ningún tipo de cable, pero a diferencia de las redes de cable, la seguridad es su principal problema, ya que cualquier persona puede tratar de acceder a ella, algo que no se puede hacer con una red vía cable, sin tener acceso físico a la red.

Además, las redes por cable, generalmente no tenían acceso a internet, por lo que no había ninguna forma de poder acceder a los servidores de la empresa. Internet se ha convertido en una parte fundamental en el trabajo de millones de personas, por lo que en la mayoría de ocasiones, los equipos de un centro de trabajo, no solo tienen acceso al programa de gestión, documentos compartidos y demás, sino que también tienen acceso a internet.

Al tener acceso a internet, es posible acceder a la red interna infectando alguno de los equipos enviando software malicioso enmascarado en una imagen o documento, para garantizar el acceso al equipo y por ende a la red interna de la empresa.

En el caso de que los equipos no tengan acceso a internet, para evitar que amigos de lo ajeno puedan acceder a la información de la empresa, la única vía que tienen los malechores, es tratar de acceder a través de la red Wi-Fi, de ahí que la seguridad en este tipo de redes sea uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Si bien es cierto que la seguridad en este tipo de redes se ha incrementado muchísimo estos últimos años, no hay software seguro al 100% ni tampoco hardware completamente seguro. Los hackers pueden aprovechar vulnerabilidades tanto del hardware (en este caso del router que centra la actividad de la empresa) o del tipo de cifrado utilizado.

Para poder acceder a las redes Wi-Fi, lo primero que deben conocer es el SSID. Pero ¿Qué es el SSID?

Qué el SSID

Redes Wifi: qué es el SSID

El SSID, que podríamos traducir al español como identificador del conjunto de servicios, se utiliza en las redes Wi-Fi para designar la conexión que utilizan los equipos para conectarse de forma conjunta y/o compartir una conexión, como por ejemplo internet. En castellano: es el nombre de la red Wi-Fi.

Este nombre, que puede estar compuesto por hasta 32 caracteres ASCII, nos permite identificar las redes Wi-Fi a las que queremos conectarnos, ya sea en un aeropuerto, una una cafetería, en una tienda, en un centro comercial o en nuestro hogar sin ir más lejos.

Para qué sirve el SSID

nombres SSID

El SSID nos permite conocer el nombre de la red inalámbrica a la que queremos conectarnos. La mayoría de establecimientos públicos que ofrecen conexión a internet, utilizan el nombre del comercio para sea más sencillo localizarlo.

CONSEJO: si te conectas habitualmente a este tipo de redes, desconfía de aquellas que no requieren de una contraseña, ya que los datos que circulan por esa red pueden ser recogidos por cualquier amigo de lo ajeno que también esté conectado a la misma red.

Para conectarnos a un punto de conexión inalámbrica, tan solo debemos conocer el nombre del punto de acceso (SSID), junto con la contraseña. Toda conexión inalámbrica a internet tienen un SSID, un SSID que no es exclusivo, y podemos encontrar el mismo nombre en otros lugares, sobre todo entre los routers de las operadoras, ya que en la mayoría de ocasiones, siempre bautizan sus redes Wi-Fi con el mismo nombre.

Cómo saber cuál es mi SSID

Donde está el SSID

El método más sencillo para conocer cual es el nombre de nuestra red (SSID) es darle la vuelta al router. En la parte inferior del mismo, se encuentra el nombre de la red junto con la contraseña por defecto, contraseña que siempre debemos cambiar si no queremos que algún vecino con malas intenciones acceda a nuestra red.

Las operadoras, no solo utilizan los mimos SSID en sus routers, sino que además, tienen la mala costumbre de utilizar la misma contraseña. En internet podemos encontrar bibliotecas de contraseñas según los nombres de los SSID. No todas los routers bautizados con el mismo nombre tienen las mismas contraseñas, pero si tienen un abanico muy limitado de opciones, por lo que tan solo hay que probar las diferentes opciones que nos ofrecen este tipo de bibliotecas para poder acceder.

¿Se puede cambiar el SSID?

Lo mejor que podemos hacer cuando nos acaban de instalar una conexión a internet es cambiar el SSID. De esta forma, no solo nos permitirá conocer más rápidamente cual es el nombre de nuestra red (sobre todo si lo queremos compartir con alguna visita) sino que además evitamos que algún vecino con malas intenciones pueda fisgar en el contenido de nuestra red o utilizarla en su beneficio para actividades que requieren de mucho ancho de banda como la descarga de contenido, plataformas de vídeo en streaming…

Cómo cambiar el SSID

Cambiar SSID

Para cambiar el nombre de nuestra red Wi-Fi (SSID) debemos acceder al router a través de los datos que se muestran en la parte inferior del router. Una vez dentro del router, accedemos a la pestaña de Configuración (representada por una rueda dentada) y a continuación pulamos en WLAN (W de Wireless).

Para cambiar el nombre de nuestra red, debemos acceder al apartado SSID Name y cambiarlo por el que queramos. En el apartado WPA PreSharedKey (si tenemos establecido el modo de encriptación WPA/WPA2 PreSharedKey) debemos establecer que contraseña queremos utilizar.

Antes de realizar este cambio, tanto el de la contraseña como el de el SSID, debemos tener en cuenta que todos los dispositivos que en ese momento se encuentran conectados dejarán de hacerlo y tendremos que volver a conectarlos utilizando el nuevo SSID y/o contraseña.

¿Cómo saber si hay alguien conectado a mi red Wi-Fi?

Quiéne está conectado a mi red Wifi

Al igual que los puntos de acceso Wi-Fi tienen un nombre específico, todos los dispositivos que se conectan a este nodo, tienen un nombre concreto, nombre que nos permite identificarlos en la red. Esto nos permite comprobar cuales son los equipos que tienen acceso a nuestra red Wi-Fi y en su caso, expulsarnos si no es ninguno de los que tenemos conocimientos.

Una de las aplicaciones que mejores resultados nos ofrece es Fing, una aplicación que nada más ejecutarla, analiza todos los dispositivos que se han conectado en algún momento a nuestra red Wi-Fi, no hace falta que este conectado en ese momento para que se muestre en el registro.

Si por el motivo que sea, no se muestra el nombre del dispositivo, y podemos identificarlo, podemos añadirle un nombre para así poder tener controlados todos los dispositivos que se conectan a nuestra red y evitar que alguien se cuele.

‎Fing - Netzwerk-Scanner
‎Fing - Netzwerk-Scanner
Developer: Fing Limited
Price: Free+
Fing - Netzwerk-Scanner
Fing - Netzwerk-Scanner
Developer: Fing Limited
Price: Free+

¿Se puede ocultar el SSID?

Como he comentado al inicio de este artículo, las redes Wi-Fi son más vulnerables que las conexiones ethernet, debido a que todos los usuarios que están en su rango de alcance, pueden tratar de acceder a ella. Una solución pasa por ocultar la red Wi-Fi, una opción que obliga a los usuarios que quieren conectarse a establecer manualmente el SSID y la contraseña.

Pero, aunque se encuentren ocultas, eso no significa que los amigos de lo ajeno no puedan encontrarlas. En internet podemos encontrar aplicaciones como Acrylic Wi-Fi que nos permiten encontrar este tipo de redes fácilmente, por lo que realmente, si estás buscando seguridad, no la vas a encontrar ocultando el nombre de tu red.

En este artículo siempre nos estamos poniendo en el peor de los casos, sobre todo cuando se trata de seguridad en empresas medianas o grandes. A nivel particular, no debemos caer en la paranoia de que somos objetivo de hackers y debemos proteger de todas las formas posibles nuestra conexión a internet.

Limitar las conexiones al router mediante la MAC

acceso vía mac a un router

Mientras que el SSID no es un dispositivo único y exclusivo, la MAC si lo es. La MAC es como la matrícula de un coche en un país, un código compuesto de números y letras que no se puede repetir en el mismo país, aunque en este caso, la MAC se aplica a todos los dispositivos con conexión a internet.

Un método para evitar que amigos de lo ajeno puedan conectarse a nuestra red Wi-Fi aunque puedan tener acceso a nuestra contraseña, es limitando el acceso al router a través de la MAC. Los routers nos permiten limitar el acceso al mismo a únicamente los dispositivos que previamente hemos autorizado introduciendo su MAC.

Si la MAC del dispositivo que se quiere conectar no está entre los dispositivos aceptados, nunca podrá conectarse. Si bien es cierto que se puede clonar la MAC de los dispositivo que tienen acceso a la red Wi-Fi, lo primero que deben hacer es tener acceso físico a él, algo bastante poco probable a no ser que los afectados / interesados se conozcan en persona.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.