Cómo mejorar el rendimiento de Windows 10 con estas ideas

Mejorar rendimiento Windows 10

Cuando Microsoft lanzó oficialmente Windows 10 en agosto de 2015, esta nueva versión de Windows sorprendió a todo el mundo y para bien ya que funcionaba igual o mejor que Windows 7 en los mismos equipos. Desde su lanzamiento, Microsoft ha ido lanzando nuevas funcionalidades y ha dejado de ofrecer soporte para Windows 7, una de las mejores versiones de Windows de los últimos años.

Windows, al igual que cualquier otro sistema operativo, necesita de aplicaciones para que cada usuario pueda sacarle el máximo partido. Cada vez que instalamos una nueva aplicación, aunque sean las creadas por la propia compañía (como puede ser el caso de Office), el registro de nuestro equipo se modifica, lo que a la larga, repercute en el rendimiento de Windows 10.

Este problema no es exclusivo de Windows, ya que lo podemos encontrar en todos y cada uno de los sistemas operativos, ya sea en dispositivos móviles, consolas, tablets e incluso en otros sistemas operativos de escritorio como macOS y Linux. La solución más rápida para mejorar el rendimiento de nuestro equipo es formatear y comenzar de cero, una solución que requiere de un tiempo y a la que no están dispuestos muchos usuarios.

Artículo relacionado:
Cómo hacer una copia de seguridad en Windows 10

Afortunadamente, tenemos otras opciones antes de cortar por lo sano y borrar todo el disco duro para realizar una instalación limpia de Windows 10. Si quieres saber cómo mejorar el rendimiento de Windows 10 te invito a sigas leyendo:

Revisar qué aplicaciones se inician en nuestro equipo

Muchas son las aplicaciones que cuando las instalamos, se incluyen en el inicio de nuestro equipo, una práctica de la que lamentablemente no nos avisan y en la mayoría de ocasiones son uno de los principales problemas de rendimiento de nuestro equipo, sobre todo a la hora de iniciarlos por primera vez, ya que están ejecutándose en segundo plano.

¿Porqué lo hacen? Para que a la hora de iniciar esa aplicación, el tiempo de carga de la misma sea lo más reducido posible, ya que esta se encuentra ejecutándose en segundo plano, afectando además, al rendimiento y a la memoria disponible de nuestro equipo.

Afortunadamente, Windows 10 nos permite rápidamente comprobar cuales son las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano cada vez que iniciamos Windows, aplicaciones que podemos desactivar rápidamente siguiendo los pasos que os detallo a continuación.

Eliminar aplicaciones del arranque de Windows 10

Eliminar aplicaciones del arranque

  • En primer lugar, debemos acceder al Administrador de tareas pulsando de forma conjunta las teclas Ctrl + Alt + Supr y seleccionamos Administrador de tareas.
  • En el cuadro de diálogo que se muestra, pulsamos sobre la pestaña Inicio.
  • Para deshabilitar una aplicación del menú de inicio la seleccionamos con el ratón y pulsamos en el botón Deshabilitar situado en la esquina inferior derecha.

Desinstalar aplicaciones

La manía que tienen algunos usuarios de instalar cualquier aplicación, es perjudicial para el equipo. Como he comentado más arriba, cada vez que instalamos aplicaciones no nativas, el equipo modifica el registro de Windows, un registro que va llenándose de referencias a aplicaciones que debe tener en cuenta en todo momento en el caso de que tengamos la necesidad de ejecutarlas en algún momento.

Esta manía, por que no podemos denominarla de otra forma, es aún peor, cuando se trata de aplicaciones que nos permiten hacer funciones que ya se encuentran disponibles de forma nativa en Windows. Además, ocupan un valioso espacio que podemos utilizar para otros menesteres más importantes como almacenar nuestros fotografías, películas, documentos…

Cómo borrar aplicaciones en Windows 10

Borrar aplicaciones Windows 10

  • Para eliminar las aplicaciones que no utilizamos en nuestro equipo, debemos acceder a las opciones de configuración de Windows a través de la combinación de teclas Tecla Windows + i.
  • A continuación, pulsamos en Aplicaciones > Aplicaciones y características.
  • Seguidamente, nos dirigimos a la columna de la derecha y seleccionamos con el ratón que aplicación queremos eliminar.
  • Al seleccionarla con el ratón, se mostrará  el botón Desinstalar. Al pulsar sobre ese botón, Windows 10 comenzará el proceso de desinstalación.

Desactivar la indexación de archivos

La indexación de archivos en Windows 10 permite al equipo encontrar rápidamente todos los documentos que tenemos almacenados en nuestro equipo, un proceso que durante los primeros días después de instalar Windows 10, ralentiza el equipo ya que se encuentra escaneado todos los archivos para crear un registro de donde se encuentran para cuando hagamos una búsqueda encontrarlos rápidamente.

Artículo relacionado:
Cómo buscar archivos en Windows 10

Si nuestro equipo es algo antiguo, y si además, el disco duro es mecánico, es recomendable desactivar esta opción. Al desactivarlo, obligamos al equipo a analizar todo el disco duro cada vez que queramos buscar una archivo concreto.

Para evitar que las búsquedas de archivos sean lentas al haber desactivado la indexación de archivos, podemos comenzar a adoptar una estructura de directorios donde almacenemos todos los archivos de forma que no tengamos que recurrir a las búsquedas de Windows.

Cómo desactivar la indexación de archivos

Desactivar indexacion archivos Windows

El método más rápido para desactivar la indexación activada de forma nativa de Windows es con services.msc, realizando los siguientes pasos:

  • El cuadro de búsqueda de Cortana debemos introducir services.msc
  • A continuación, buscamos la opción Windows Search y pulsamos dos veces para abrir el cuadro de diálogo de opciones.
  • En la opción Tipo de inicio, pulsamos en el cuadro desplegable y seleccionamos Deshabilitado.

Desactivar las animaciones y transparencias

Las animaciones que nos muestra Windows están muy bien estéticamente en equipos modernos que pueden trabajar con ellas sin despeinarse. Al igual que las transparencias tanto de las aplicaciones como de los menús.

Sin embargo, cuando equipo anda justo de recursos, cada animación y cada transparencia requiere de recursos de la gráfica de nuestro equipo. Si nuestro equipo tiene unos cuantos años y no tenemos planteado renovarlo dentro de poco, si queremos mejorar su rendimiento debemos desactivar las animaciones y transparencias.

Cómo desactivar las animaciones y transparencias en Windows 10

Desactivar animaciones Windows 10

  • Para eliminar las aplicaciones que no utilizamos en nuestro equipo, debemos acceder a las opciones de configuración de Windows a través de la combinación de teclas Tecla Windows + i.
  • A continuación, pulsamos Accesibilidad > Pantalla.
  • En la columna de la derecha, nos desplazamos hasta la sección Simplificar y personalizar Windows.
  • Dentro esta sección debemos desactivar los interruptores Mostrar animaciones en Windows  y Mostrar transparencia en Windows.

Comprueba la temperatura de tu equipo

Con el tiempo, tanto los portátiles como los equipos de sobremesa, acumulan una gran cantidad de suciedad en su interior, suciedad que puede afectar al sistema de refrigeración del equipo, los ventiladores, lo que a su vez puede ocasioner que la temperatura del procesador se caliente y su rendimiento decaiga sensiblemente.

La temperatura máxima de funcionamiento de un procesador se sitúa en los 70 grados. Si está es muy superior, es un claro síntoma de que hay algo que no funciona correctamente, ya sea por la suciedad que se encuentra en su interior o porque la pasta térmica del procesador ha dejado de hacer su función (en este último caso el equipo debería apagarse automáticamente y no nos dejaría seguir trabajando).

Cómo medir la temperatura de nuestro equipo

Medir temperatura procesador Windows 10

Una de las mejores aplicaciones para mejor la temperatura tanto del procesador como del resto de componentes de nuestro equipo es HWMonitor, una aplicación que nos informa en tiempo real de la temperatura del procesador/es, del disco duro, de la placa base… Con tan solo ejecutar la aplicación, se mostrará la temperatura de los diferentes componentes de nuestro equipo.

Cerrar las aplicaciones que no vamos a utilizar

Windows 10, al igual que macOS y Linux, no cierra automáticamente aquellas aplicaciones que llevamos un tiempo sin utilizar para así liberar recursos para las aplicaciones que tenemos ejecutando en ese momento. Para evitar que aplicaciones que no estamos utilizando consuman recursos de nuestro equipo, una vez hemos acabado de trabajar con ellas, debemos cerrarlas para así liberar memoria y que la aplicación que estamos utilizando funcione de una forma más rápida aprovechando todos los recursos del equipo.

Muchos son los usuarios que se niegan a cerrar las aplicaciones que no utilizan debido a que su tiempo de ejecución es muy elevado. La memoria caché, además de servir para muchas otras cosas, también es de mucha utilidad en estos casos. Una vez hemos abierto una aplicación, aunque la cerremos, durante un tiempo se quedará almacenada en la caché por si tenemos la necesidad de volver a abrirla.

Desfragmentar el disco duro

Organizar los archivos correctamente para que Windows los encuentre de una forma más rápida es desfragmentar. Los discos duros mecánicos (los tradicionales de 3,5 pulgadas) no almacenan la información de forma digital (como los SSD) sino que graban y borrar la información en un disco físico, de ahí que la velocidad de escritura y lectura sea mucho más lenta los discos duros SSD.

Windows 10 se encarga automáticamente de desfragmentar el disco duro todas las semanas (está así establecido de forma nativa). Sin embargo, si acabamos de instalar Windows 10 y hemos copiado mucha información al disco duro, debemos desfragmentarlo para que toda la información esté lo más ordenada posible y en su sitio. Esta función solo está disponible en los discos duros mecánicos, no en los discos duros SSD.

Cómo desfragmentar el disco duro

Desfragmentar disco duro en Windows 10

  • Para acceder al desfragmentador de unidades, la vía más rápida es escribiendo Desfragmentar en el cuadro de búsqueda de Cortana y ejecutar el primer resultado que aparece.
  • Si es estado actual es 0% fragmentado, significa que todo funciona correctamente en nuestro disco duro y no tenemos que realizar ninguna operación. Si no es así, debemos pulsar en Optimizar para que de comienzo la tarea de reorganización de los archivos de nuestro equipo en el disco duro.
  • Al pulsar Optimizar, lo primero que hace es analizar el estado, por lo que no hace falta seleccionar esta opción antes de optimizar directamente el disco duro.

Mi equipo sigue siendo lento

Si a pesar de todos los consejos que os hemos mostrado en este artículo, vuestro equipo apenas a mejorado su funcionamiento, todavía tenemos a nuestra disposición dos recursos, recursos que pasan por cambiar dos componentes de nuestro equipo: la memoria y el disco duro.

Todos los portátiles, nos permiten cambiar fácilmente tanto el disco duro como la memoria RAM retirando las los tornillos de las tapas situados en la parte inferior del equipo, un proceso muy rápido y sencillo que no requiere de conocimientos de informática.

Si se trata de un ordenador de sobremesa, el proceso es muy similar, ya que tan solo tenemos que reemplazar un componente por otro. Las conexiones de cada componente son completamente diferentes por los que no corres el riesgo de poner un disco duro donde va la memoria, la tarjeta gráfica o en la salida HDMI del equipo.

Ampliar memoria RAM

modulo memoria RAM

La memoria RAM, se utiliza para ejecutar las aplicaciones en nuestro equipo. Cuanta más memoria disponga nuestro equipo, menos uso tendrá que hacer del disco duro (memoria virtual) para poder hacer funcionar las aplicaciones. Si tu equipo está gestionado por 4 GB de RAM, lo más probable es que puedas ampliar, al menos hasta 8 GB en total comprando un módulo de memoria.

Cambiar el disco duro mecánico por un SSD

disco duro SSD

Como he comentado más arriba, los discos duros mecánicos nos ofrecen unos valores de lectura y escritura de datos mucho más lentos que los SSD, ya que la información se almacena físicamente en un disco. Los discos duros SSD almacenan la información de forma digital, de forma que toda la información siempre está a mano cuando Windows 10 la necesita.

Obviamente, el precio de un disco duro mecánico no es el mismo que un SSD, ya que estos últimos son más caros. Sin embargo, por algo menos de 50 euros, podemos comprar un disco duro de 240 GB para instalar las aplicaciones que utilizamos en el día a día y utilizar el disco duro de nuestro equipo como unidad de almacenamiento externa para almacenar fotografías, vídeos, archivos, copias de seguridad de Windows 10…


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.