Cómo desactivar Windows Defender en Windows 10

Windows Defender

Windows Defender llegó al mercado oficialmente de la mano de Windows 8, pero anteriormente ya se encontraba disponible en versiones anteriores de Windows bajo la denominación Microsoft Security Essentials, aunque no incluía la detección de antivirus, spyware, malware y demás.

Esta aplicación / servicio, se ha convertido por méritos propios en una excelente herramienta para tener siempre protegido nuestro equipo con Windows 10. Aunque Microsoft nunca ha querido llamarle antivirus, Windows Defender es un antivirus en toda regla, de hecho, es uno de los mejores que actualmente podemos encontrar en el mercado y que se puede desactivar.

Cuando Microsoft lanzó Windows 10, Windows Defender llegó a la edad adulta, y se convirtió en una seria amenazada para los principales desarrolladores de aplicaciones de antivirus, de hecho, algunos de ellos manifestaron su malestar ante la Unión Europea para que investigara el asunto, una investigación que finalmente no se produjo.

Qué es Windows Defender

Qué es Windows Defender

Windows Defender ofrece protección en tiempo real de todos los procesos que se ejecutan en nuestro equipo, ya sean descargas manuales de aplicaciones a petición del usuario, descargas automáticas que realizan algunas páginas web con malas intenciones, analiza el registro de nuestro equipo para detectar cambios no deseados, monitoriza las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano… Windows Defender hace las mismas funciones que cualquier otro antivirus.

Además de monitorizar en tiempo real toda la actividad que desarrolla en nuestro equipo, también analiza los archivos que ejecutamos en nuestro equipo, archivos que a la hora de instalarse, pueden añadir algún tipo de software malicioso a nuestro equipo, software que puede robar nuestros datos, instalar aplicaciones no deseadas, encriptar los archivos de nuestro equipo…

Todos los antivirus que podemos encontrar actualmente en el mercado, nos ofrecen las mismas prestaciones a cambio de una cuota anual, por ofrecer las mismas prestaciones, entre las que se incluyen las actualizaciones automáticas de la base de datos, monitorización en tiempo real de la actividad de nuestro equipo, análisis de archivos comprimidos…

Un problema asociados a los antivirus de terceros, es que siempre afectan al rendimiento de los equipos, ya que no se encuentran implementados de forma nativa en el sistema operativo, como sí lo está Windows Defender. Además, un estudio publicado hace algo más de un año, afirmó que Windows Defender nos ofrecía la misma protección que cualquier otra aplicación similar.

Para qué desactivar Windows Defender

Desactivar Windows Defender

Solo hay dos motivos para querer desactivar Windows Defender, ya que no podemos desinstalarlo del sistema: instalar aplicaciones de orígenes desconocidos (descargas de internet sin la licencia correspondiente) y utilizar aplicaciones antivirus de terceros.

Estos son los dos únicos motivos que nos pueden obligar a desactivar Windows Defender. En el caso de querer instalar aplicaciones sin su licencia correspondiente, debemos desactivar Windows Defender previamente si no queremos que Windows bloquee la ejecución de la aplicación que genera los códigos.

Si queremos instalar otro antivirus, en primer lugar debemos desactivar el antivirus nativo de Windows, ya que no se pueden ejecutar dos antivirus de forma simultánea en un equipo. Bueno, poderse se pueden, pero tanto la estabilidad del sistema como su rendimiento se ven afectados muy seriamente.

Riesgos de desactivar Windows Defender

Windows Defender desactivado

Dependiendo de las páginas web que visitemos y de las aplicaciones que descarguemos en nuestro equipo, desactivar Windows Defender puede ser un serio problema para el usuario, ya que a no ser que lo hayamos desactivado para instalar otro antivirus, nuestro equipo será vulnerable a cualquier amenaza.

Cómo desactivar Windows Defender

Para desactivar Windows Defender, tenemos a nuestra disposición dos métodos diferentes: a través de las opciones de configuración de Windows o haciendo uso de una aplicación de terceros. Desde Guías Tecnología recomendamos siempre utilizar el método nativo y no instalar aplicaciones de terceros que nos permite hacer las mismas funciones que ya tenemos disponibles en el sistema.

Desactivar Windows Defender desde Windows 10

Lo primer que debemos hacer, una vez  somos conscientes de los riesgos que supone desactivar Windows Defender, es acceder a las opciones de configuración de Windows 10 a través del atajo de teclado Tecla Windows + i.

Desactivar Windows Defender

  • A continuación, pulsamos en Actualización y seguridad.
  • Dentro de Actualización y seguridad, en la columna de la izquierda pulsamos en Seguridad de Windows.
  • Seguidamente, nos dirigimos a la columna de la derecha y pulsamos en Abrir Seguridad de Windows.

Desactivar Windows Defender

  • En la nueva ventana que se muestra, tenemos que pulsar sobre Protección antivirus y amenazas.

Desactivar Windows Defender

  • En la columna de la derecha, nos desplazamos un poco hacía abajo hasta el apartado Configuración de antivirus y protección contra amenazas.

Desactivar Windows Defender

  • Una vez más nos dirigimos a la columna de la nueva ventana que se muestre y desactivamos la casilla Protección en tiempo real.

A partir de este momento, Windows 10 nos enviará notificaciones informándonos que hemos desactivado la protección en tiempo real contra virus, rogándonos que volvamos a activarla si queremos que nuestro equipo siga protegido.

Desactivar Windows Defender con Defender Control

Desactivar Windows Defender

Defender Control es una sencilla aplicación que nos permite activar y desactivar Windows Defender si tener que adentrarnos en las opciones de configuración de menús de Windows 10. Al ejecutar la aplicación, debemos pulsar sobre el botón Desactivar Windows Denfender para que el antivirus nativo de Windows 10 deje de hacer su trabajo y nuestro equipo sea vulnerable a cualquier actividad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.