Cómo y con qué limpiar la pantalla del ordenador

Limpiar pantalla ordenador

La pantalla de nuestro ordenador es una pieza fundamental y precisamente una de las que más deberíamos cuidar. Y es que de lo contrario es posible que tengamos una mala experiencia de usuario. Sin embargo, mantener la pantalla limpia quizás no es tan fácil como hubieras imaginado.

Existen muchos tipos de pantallas de ordenador y a la hora de realizar la limpieza es importante que tengamos en cuenta cada detalle. Te enseñamos cómo y con qué debes limpiar la pantalla de tu ordenador para mantenerla impoluta. No te pierdas nuestras recomendaciones porque te ayudarán con el mantenimiento de tu dispositivo.

Identificar qué tipo de pantalla tenemos

Lo primero que debemos hacer, inevitablemente, es ver qué tipo de pantalla tenemos para identificar cómo debemos limpiarla, y es que no todas las pantallas se pueden limpiar igual, y si no tenemos en cuenta de qué ha sido construida esta podríamos tener una muy mala experiencia con la limpieza.

Es por eso que vamos a identificar unos tipos básicos de pantallas para que puedas saber cómo realizar este mantenimiento y limpieza corriendo los menores riesgos posibles. No obstante, si tienes alguna duda al respecto de qué tipo de pantalla tienes, lo ideal es que extremes siempre las precauciones sin más.

Limpiar pantalla ordenador

Tipos de pantallas más comunes:

  • Clásicas pantallas de cristal: Las pantallas de plasma y las clásicas de «tubo» son más grandes. Cuentan con un gran apartado en la parte trasera que nos indica que efectivamente son de este tipo. Por lo general, estas pantallas cuentan con una parte frontal fabricada en cristal.
  • Pantallas LCD o TFT: estas pantallas son las más habituales. Clásicas pantallas bastante delgadas, con pocos marcos y que se ven en color «mate» cuando están apagadas. Estas son las más habituales en los monitores actuales y en los ordenadores portátiles.
  • Pantallas OLED: Estas pantallas de última generación son las menos habituales. Es difícil diferenciarlas a simple vista de un panel LCD cuando están apagadas, por lo que desde el punto de vista de la limpieza vamos a hacer como si ambas pantallas requirieran los mismos cuidados y así no nos arriesgaremos innecesariamente.

Tratamientos especiales en las pantallas

Debemos tener sumo cuidado e identificar si nuestra pantalla cuenta con algún tratamiento especial. Estos tratamientos contribuyen entre otras cosas a no tener reflejos indirectos de las luces, a ofrecer un «acabado mate» para mantener nuestra privacidad y ver mejor en los exteriores.

Esto va a ser más difícil de adivinar. Por poner un ejemplo, todos los ordenadores portátiles de la gama MacBook y algunos iMac de Apple cuentan con este recubrimiento especial que hace mucho más compleja la simple limpieza de la pantalla. Es por eso que lo ideal es que te dirijas a la web informativa del fabricante para cerciorarte de este importante detalle. Limpiar la pantalla de tu ordenador puede acabar en tragedia si no tomas las precauciones necesarias.

Te recomiendo entonces que antes de que sigamos con el tutorial y procedas con la limpieza de la pantalla de tu ordenador, cojas esta información tan necesaria.

Materiales para limpiar la pantalla del ordenador

Paño de microfibra

Estos paños son un elemento indispensable si queremos hacer una buena limpieza de nuestro monitor o pantalla. Además, nos van a servir para todo tipo de pantallas, no sólo la del ordenador, sino también la de la televisión y el teléfono móvil, por lo que son una muy buena opción. Puedes encontrarla a buen precio en sitios web como Amazon, así que no lo dudes.

Limpiar pantalla ordenador

A la hora de utilizar estos paños es muy importante que tengamos en cuenta los siguientes consejos:

  • Identifica el paño de microfibra y utilízalo única y exclusivamente para limpiar las pantallas. Si le das otros usos es posible que se queden atrapadas «migas» o restos de suciedad que pueden acabar arañando tu pantalla o monitor.
  • Lávalo o sustitúyelo con regularidad, una vez que recoge demasiado polvo pierde su eficacia y es imposible dejar del todo limpia la pantalla de tu ordenador.

Líquidos limpiadores de pantalla

Personalmente debemos tener mucho cuidado con este tipo de productos, pues adquirir el erróneo puede tener consecuencias fatales en nuestras pantallas. En teoría son compatibles con todo tipo de pantallas, pero debemos olvidar su uso si nuestro monitor del ordenador cuenta con cualquier tipo de recubrimiento oleófugo, anti reflejos o de tonalidades mate, pues podemos provocar una reacción química no deseada. Blum - 250ml Limpiador de Pantalla + paño de Microfibra 30x30 cm. Limpieza Todas Las Pantallas y...

Limpiar pantallas de cristal

Las pantallas de cristal son las más agraciadas a la hora de ser limpiadas. Simplemente vamos a poder utilizar cualquier producto de limpieza líquido y un paño de microfibra para dejarlo totalmente impecable.

No presta a penas oposición y son muy fáciles de mantener. Son los que menos «rayas» reciben, pero este tipo de pantallas o monitores están prácticamente ya en desuso, y es difícil encontrarlos. No dudes en limpiarlo con cualquier producto limpiacristales de forma rápida y fácil. Conseguirás acabar en un periquete si tienes uno de estos.

Limpiar pantalla LCD o TFT

En primer lugar, una vez hayamos identificado que nuestra pantalla es de este tipo, y a pesar de las recomendaciones, es preferible que realicemos la limpieza siempre en seco, sin utilizar productos de limpieza químicos. Como mucho utilizar un poco de agua destilada, asegurándonos que no cuenta con impurezas, en cantidades muy pequeñas.

Lo ideal es que nos coloquemos en una posición en la que con los reflejos podamos ver la suciedad de la pantalla para atacar directamente al polvo o las manchas. Eso sí, debemos tener en cuenta que pasaremos el paño de forma superficial, este tipo de pantallas no pueden sufrir presión pues se romperán.

Como hemos dicho anteriormente, si tenemos alguna mancha más dura podremos humedecer ligeramente el paño o provocar «vaho» exhalando. Además, si esta pantalla cuenta con cualquiera de los recubrimientos de los que hemos hablado anteriormente, vamos a descartar utilizar químicos.

Por último, es recomendable limpiar siempre en una única dirección, de arriba hacia abajo o de izquierda a derecha, pero nunca en círculos. De este modo vamos a arrastrar todo el polvo y la suciedad hasta un extremo y vamos a minimizar el riesgo de provocar rayaduras en la pantalla.

Limpiar pantallas OLED

Si vamos a limpiar una pantalla o monitor con tecnología OLED o similar, vamos a tomar exactamente las mismas precauciones que si estuviéramos limpiando una pantalla LCD o TFT, ya que desde este punto de vista, y aunque la tecnología sea diferente, requieren los mismos cuidados.

A la hora de limpiar los marcos de la pantalla sí que vamos a poder utilizar químicos un poco más agresivos a fin de eliminar las huellas típicas de interactuar con los botones o de abrir y cerrar nuestro ordenador portátil. En principio no habrá ningún problema.

Cómo mantener limpia la pantalla del ordenador

Hay un refrán que dice: no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia, y estos refranes suelen ser totalmente ciertos. Lo mejor para que nuestra pantalla no sufra es precisamente evitar al máximo ensuciarla, ya que limpiarla es exponerla a un desgaste innecesario. Te dejamos algunos consejos para que puedas llevar a cabo estas tareas:

Jamás toques la pantalla

Salvo que tu ordenador cuente con un panel táctil, como sucede en algunos ordenadores portátiles, tocar la pantalla está terminantemente prohibido. En primer lugar porque las pantallas de ordenador no están preparadas para ser tocadas, y en segundo lugar porque no es necesario. Tocar la pantalla no va a surtir efectos de ningún tipo, ya que los periféricos para interactuar con el ordenador son otros y señalar algún contenido de la pantalla se puede hacer exactamente igual sin tocarla físicamente.

Evita líquidos e interacciones innecesarias

Los líquidos suelen dejar marcas en las pantallas. El ejemplo más habitual es estornudar, hablar demasiado cerca o manchar la pantalla de comida. Esto es algo que debemos habitar férreamente, especialmente porque las gotas de los estornudos suelen producir manchas difíciles de eliminar de la pantalla y esto puede provocar un mal funcionamiento del mismo.

Limpiar pantalla ordenador

Coloca la pantalla en un lugar seguro

Muchas veces no tenemos en cuenta la importancia de la ubicación de la pantalla, especialmente si hablamos de un monitor de ordenador. Por ello es especialmente importante que antes de colocar la pantalla tengamos en cuenta cuántos agentes externos pueden acabar afectando a esta pantalla y por ende provocando esos efectos indeseados de los que veníamos hablando anteriormente.

¿No lo usas? Cúbrelo

Como hemos mencionado anteriormente, son los agentes externos los que provocan la suciedad. Si tenemos pensado no utilizar durante un largo período de tiempo el monitor, lo ideal es que lo cubramos con algún paño o funda a tal efecto. De este modo vamos a evitar los daños por humedad y especialmente va a estar mucho más resguardado del polvo, de este modo la pantalla va a requerir menos limpieza, porque limpiar un dispositivo que no se está utilizando constantemente porque es un simple alojamiento para el polvo es una mala utilización del dispositivo. Y no olvides que la parte trasera y las conexiones son también parte del monitor o de la pantalla del ordenador, por lo que no está de más darle una limpieza de vez en cuando.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.