Almacenamiento en la nube híbrido: Qué es, características y ejemplos

Nube híbrida - Qué es

Desde hace unos años, todos nos hemos acostumbrado a utilizar la palabra nube, nube para aquí, nube para allá, lo subes a la nube, me los pasas por la nube, no me queda espacio en la nube… Sin embargo, si hablamos de nube como sistema de almacenamiento, tenemos que hablar de los diferentes tipos de nube que tenemos a nuestra disposición.

Por un lado encontramos la nube pública, la nube que utilizan todos los usuarios que almacenan sus datos en servidores externos como Google, Dropbox, iCloud, OneDrive. Por otro lado encontramos la nube privada, nubes que están a disposición de una empresa, empresa que la gestiona y mantiene físicamente sin depender de otras empresas

Pero además, también tenemos otro tipo de nube, bautizada como nube híbrida, que, como bien indica su nombre, es una combinación de ambas. La nube híbrida combina las ventajas de la nube pública con la nube privada, compartiendo datos y aplicaciones.

Este tipo de nube es ideal para empresas que sufren puntualmente flujos de trabajo elevados y que no les compensa invertir en servidores propios para tan corto espacio de tiempo, ya que la inversión a realizar, no es precisamente barata.

Qué es la nube híbrida

Nube híbrida

Gracias a la nube híbrida, las empresas tienen la capacidad de almacenamiento que ofrece la nube pública con unos precios muy atractivos sin tener que realizar importantes inversiones para afrontar picos de demanda puntuales, que requieren de equipos y recursos que algunas empresas no se pueden permitir además de la inmediatez a la hora de contratarlos, por lo que suele ser una fantástica solución para pequeñas empresas que están empezando y que están relacionadas con internet principalmente, aunque no exclusivamente.

De esta forma, las empresas que necesiten puntualmente una mayor capacidad de almacenamiento pueden ampliar sus recursos rápida y fácilmente sin realizar importantes inversiones que en un futuro no puedan amortizar, través de este tipo de plataformas como Azure de Microsoft, AWS de Amazon, Google Cloud y OpenStack.

Artículo relacionado:
Cómo descargar tus fotos de Google Fotos y alternativas

Estas plataformas ofrecen a los clientes una VPN preconfigurada para que la transmisión de datos entre la nube privada y la nube pública sea completamente segura, al encontrarse cifrada de extremo a extremo, por lo que absolutamente nadie que pueda tener acceso a esos datos durante la transmisión (muy poco probable) no podrá descifrar su contenido rápida ni fácilmente.

Todos estos servicios, permiten establecer al cliente que tipo de datos se almacenan en los servidores públicos, de esta forma se pueden utilizar los servidores propios para almacenar datos confidenciales y el resto de información en la nube pública, de esta forma liberamos espacio y recursos de nuestros servidores que podemos utilizarlos para otros fines.

Como podemos ver la nube híbrida nos ofrece lo mejor de ambos tipos de nubes.

Características de la nube híbrida

Nube híbrida

Coste más bajo

La principal ventaja que nos encontramos si utilizamos una nube híbrida es el coste. Ampliar el número de servidores destinados a gestionar y almacenar datos supone un gasto importante que va asociado a contratar más personal para su mantenimiento y que si se trata de una situación puntual, puede ocasionar importantes pérdidas en la empresa.

Escalabilidad

Otra de la ventajas que nos ofrece, sobre todo cuando se trata de servidores antiguos, es la escalabilidad tanto horizontal como vertical, ya que nos permite incrementar la productividad de nuestra empresa de forma exponencial al basarse en la nube y no en servidores físicos, que su vez requieren un mantenimiento, instalaciones más amplias… lo que va asociado al apartado anterior.

Flexibilidad

Al permitirnos contratar el espacio que necesitamos para un tiempo determinado, podemos adentrarnos en diferentes proyectos sin tener miedo a la inversión inicial que conllevaría incrementar nuestros servidores físicos, siempre y cuando sean escalables, ya que de lo contrario, nos veríamos obligados a empezar prácticamente de cero.

Seguridad

Podemos configurar el funcionamiento de la nube híbrida para que los datos más sensibles se almacenen en la nube privada y el resto de datos en la nube pública. Eso si, lo más probable es que los servidores en la nube que contratemos tengan mucha más seguridad que la nube privada que podamos tener en nuestra empresa, pero nunca está de más esta opción para los más recelosos y más desconfiados.

Artículo relacionado:
Los mejores gestores de contraseña gratuitos

Ejemplos de uso de nube híbrida

Este tipo de nube podemos encontrarlos en muchos sectores como el sanitario y financiero gracias a la reducción de costes y escalabilidad que ofrecen. Estos sectores, almacenan en la nube privada los datos más sensibles como historiales médicos y bancarios de sus clientes mientras que el resto de información genérica lo almacenan en nubes públicas lo que les permite tener una red de mucho más rápida y beneficiarse la gestión de computación que nos ofrecen.

Mejores servicios de nube híbrida

Partes de una nube híbrida

AWS (Amazon Web Services)

El servicio de almacenamiento en la nube más utilizado en el mundo principalmente por empresas con una cuota de mercado del 40%. Dropbox, Foursquare y Hootsuite son algunos de las empresa que utilizan esta plataforma.

Azure de Microsoft

El servicio de almacenamiento más popular entre empresas es el que nos ofrece Microsoft con Azure, uno de los servicios del gigante de la informática que más ha crecido en los últimos años. Una buena prueba de su funcionamiento es el recientemente lanzado xCloud, el servicio de videojuegos en streaming de Microsoft.

Google Cloud

En tercera posición, pero no por ello menos importante, encontramos la plataforma de almacenamiento de Google, ideal para las necesidades de computación complejas, campo en el que Google ha centrado una parte importante de sus esfuerzos en los últimos años.

OpenStack

Otra de las plataformas que nos ofrece es OpenStack, un proyecto de computación en la nube que va asociado a un software libre y de código abierto. Que sea software libre no va asociado a que sea completamente gratuito. Entre alguno de los clientes de OpenStack encontramos a Huawei, Cisco, Dell, Ericsson, HP, IBM y Yahoo principalmente.

Si quieres conocer la historia de como se gestó la creación de la computación en la nube y las motivaciones que llevaron a Amazon a crear el primer servicio para orientado para todos los públicos (no solo para empresas), te invito a que le pegues un vistazo a este artículo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.