Cómo acelerar Windows 10 para que sea aún más rápido

En ocasiones, podemos notar que nuestro ordenador va lento o que no cumple con nuestras expectativas de eficiencia. Si nuestro PC tiene Windows 10, podremos mejorar y acelerar su rendimiento mediante unos ajustes que te mostraremos a continuación.

La mejor y más rápida solución para acelerar el rendimiento de Windows 10, sería cambiarle sus componentes por otros más eficientes, pero si no podemos permitírnoslo, podemos hacer unos ajustes en el PC sin gastar ni un solo euro.

Por lo general, sistema operativo Windows 10 funciona bastante bien en cualquier ordenador, sobre todo si este dispone de, al menos, 4GB de RAM. Aún así, también puede dar buenos resultados con una RAM inferior.

Evidentemente, el rendimiento de este sistema operativo va en función del hardware del equipo sobre el que se instale. Con procesador de buen rendimiento (8 o 16 GB de RAM), Windows 10 tendrá un funcionamiento perfecto, rápido y eficiente.

Windows 10

Cómo acelerar y mejorar el rendimiento de Windows 10

A continuación, te mostraremos los ajustes que deberás llevar a cabo para acelerar Windows 10 para que el sistema operativo sea aún más rápido.

Configurar la batería y el plan de energía

El consumo energético es un factor clave que afecta directamente al rendimiento del PC y de sus componentes. Tener una buena configuración del plan de energía de nuestro ordenador, así como la autonomía la temperatura del PC será esencial para mejorar su rendimiento.

Por lo tanto, a mayor consumo energético, menor autonomía y mayor temperatura de trabajo. Aunque, por carácter general, el rendimiento debería ser mayor.

En Windows 10, podemos configurar y elegir entre diferentes modos de energía:

  • Modo que reduce el rendimiento para bajar el consumo de energía.
  • Modo equilibrado que ajusta el rendimiento y el consumo de energía.
  • Modo de alto rendimiento que aumenta el consumo de energía.

En función del modo que escojamos, nuestro ordenador mostrará un mayor o menor rendimiento, así como una menor o mayor autonomía del mismo. También se verá afectada su temperatura de trabajo en función del modo de energía que seleccionemos.

Cómo cambiar el plan de energía en Windows 10

Para cambiar el plan de energía en Windows 10, seguiremos estos sencillos pasos:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Editar Plan de Energía».
  • Seleccionamos la opción «Cambiar la Configuración Avanzada de Energía».
  • Aquí deberemos elegir uno de los planes predeterminados. También podemos crear un plan de energía personalizado.

Configuración del Plan de Energía de Windows 10

Optimizar las unidades de almacenamiento de nuestro PC

Otra de los ajustes que podemos llevar a cabo en nuestro PC para que Windows 10 sea más rápido, es optimizar las unidades de almacenamiento. Estas unidades son clave en el rendimiento general del equipo.

Windows 10 tiene una herramienta integrada que permite optimizar nuestras unidades de almacenamiento de una manera rápida, segura y sencilla, ya que funciona tanto para unidades HDD como en unidades SSD. Veamos los pasos para realizar estos ajustes:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Desfragmentar y Optimizar Unidades» y seleccionamos el primer resultado.
  • Seleccionamos la unidad que queramos optimizar.

Optimizar unidades Windows 10

Desactivar/eliminar aplicaciones que se ejecutan de inicio con Windows 10

A menudo, cuando instalamos una aplicación en Windows 10, esta puede darnos la opción de configurarla para que cargue de inicio y se ejecute cuando iniciemos nuestro equipo. La aplicación estará activa en segundo plano, o lo que es lo mismo, consumirá energía y recursos del PC.

Esto puede ser útil para algunas aplicaciones, pero en ocasiones, hay otras aplicaciones que consumen energía y no tienen una utilidad real, sobre todo si solo las utilizamos ocasionalmente. A continuación te mostramos como deshabilitar aplicaciones para que dejen de consumir recursos, mejore el rendimiento y los tiempos de espera:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Administrador de Tareas»
  • Entramos en la pestaña «Inicio» y hacemos clic derecho en los programas que queramos deshabilitar.
  • En la pestaña «Impacto de inicio» podremos ver aquellas aplicaciones que tienen un alto, medio o bajo impacto en el tiempo de arranque.

Gestión del consumo de energía de las aplicaciones con el Administrador de tareas

Otro de los elementos clave que pueden propiciar que nuestro ordenador vaya lento, es el consumo de energía de las aplicaciones que tengamos instaladas en nuestro equipo. A menudo instalamos aplicaciones en nuestro PC que consumen más energía de lo que esperábamos, incluso cuando actúan en segundo plano.

De hecho, es frecuente que algunas aplicaciones consuman más energía de lo previsto porque se tratan de un virus, sobre todo si las hemos instalados desde webs no oficiales. Algunas aplicaciones pueden consumir una gran cantidad de recursos del PC. Si a eso le sumamos una falta de espacio de almacenamiento, nuestro PC irá lento y su rendimiento será bajo.

Con el Administrador de tareas, podremos deshacernos de las aplicaciones que consumen recursos sin ofrecer una utilidad real para liberar espacio y mejorar el rendimiento de Windows 10. Te contamos cómo:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Administrador de Tareas» o bien accedemos a él con las teclas Ctrl + Alt + Supr.
  • Aquí, en Procesos, nos saldrá una lista de aplicaciones. Echamos un ojo en el consumo de recursos de cada aplicación (RAM, uso de la CPU, Disco, Red…).
  • Veremos si hay alguna aplicación que está consumiendo más energía de lo normal. Si seleccionamos la aplicación, podremos hacer que deje de consumir energía haciendo clic en Finalizar Tarea y liberaremos memoria RAM.

Si vemos que la aplicación se vuelve a abrir y sigue consumiendo energía, podremos eliminar el programa del PC. Para ello, haremos lo siguiente:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Agregar o Quitar programas».
  • Seleccionamos las aplicaciones que queramos desinstalar haciendo clic en ellas.

Agregar o Quitar programas en Windows 10

Eliminar virus o Malwares del sistema

Como hemos comentado, un virus o Malware puede provocar que nuestro sistema no funcione correctamente y que su rendimiento sea inusualmente bajo. Para ello, deberemos buscar y eliminar los virus o Malwares del sistema.

Con Windows Defender podemos realizar un análisis completo para eliminar los malwares del sistema. Para acceder a Windows Defender, haremos lo siguiente:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Seguridad de Windows».
  • Aquí podremos personalizar la configuración de protección y realizar un análisis del sistema.

También podemos hacer uso de herramientas como Malwarebytes Anti-Malware o Comodo Cleaning Essentials para buscar y eliminar virus o Malwares del sistema.

Herramienta Malwarebytes

Activar el inicio rápido de Windows 10

Con el inicio rápido de Windows 10 podremos mejorar la velocidad de arranque del sistema y, con ella, mejorar su rendimiento. Para activar el inicio rápido, debemos hacer lo siguiente:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Opciones de energía».
  • Hacemos clic en «Elegir comportamiento de los botones de inicio/apagado».
  • En la sección de Configuración de apagado, encontraremos la opción de activar el inicio rápido.

Configurar la interfaz de Windows 10 (desactivar efectos visuales)

También tenemos la opción de configurar la interfaz de Windows 10 para acelerar su rendimiento. Con ello, deshabilitaremos opciones como los efectos o animaciones. Esto nos dará un aspecto más sobrio del sistemapero más rápido y fluido.

Así, haremos una configuración personalizada y adaptada a nuestras preferencias, aunque Windows también nos ofrece configuraciones por defecto. Para llevar a cabo esta configuración seguiremos estos pasos:

  • Pulsamos las teclas «Windows +R» para abrir la ventana «Ejecutar».
  • Escribimos sysdm.cpl en la consola.
  • En la sección «Propiedades del Sistema» entramos en «Opciones Avanzadas, Rendimiento, Configuración».
  • Entramos en «Ajustar para Obtener el Mejor Rendimiento» y elegimos los ajustes.

Utilizar el liberador de espacio en disco de Windows 10

Cuando el espacio de almacenamiento está casi lleno, el rendimiento de nuestro PC puede verse afectado, además no podremos instalar nuevas aplicaciones, guardar fotos, archivos, documentos, etc.

Para liberar espacio, desinstalaremos las aplicaciones que no utilicemos y aquellos archivos que no necesitemos. El liberador de espacios en disco nos permite seleccionar la unidad que queremos limpiar. Para utilizar esta herramienta seguiremos estos pasos:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Liberador de Espacio en Disco». 
  • Elegimos la unidad donde queremos liberar espacio.

También podemos hacer uso de la herramienta «Liberar Espacio Ahora», una limpieza más profunda de la unidad. Para ello, haremos lo siguiente:

  • En la barra inferior izquierda de búsqueda de Windows, escribimos «Configuración de Almacenamiento». 
  • Entramos en «Liberar Espacio Ahora» y elegimos los datos que deseemos eliminar.

Desactivar Cortana en Windows 10

Desactivar Cortana

Otro método que nos puede ayudar a liberar espacio y acelerarel rendimiento de Windows 10 es desactivar Cortana, el útil asistente por voz de Windows 10 pero que también consume recursos para funcionar.

A menudo, no utilizamos en exceso a Cortana, por lo que desactivarlo nos permitirá mejorar el rendimiento del PC. Para deshabilitar el asistente, escribiremos «Cortana» en la barra de búsqueda de la parte inferior izquierda y desactivamos Cortana en Cuaderno o Configuración.

Reiniciar el sistema

A veces, la opción más rápida, segura, eficiente y, en ocasiones, menos utilizada, es reiniciar el sistema para mejorar su rendimiento. Si tenemos un PC con 4GB de RAM, es probable que la memoria se llene rápidamente. Windows automáticamente usará el disco duro en lugar de la memoria RAM, reduciendo el rendimiento del PC.

Algunos programas cuando los cerramos no desaparecen por completo, siguen consumiendo energía y memoria RAM en segundo plano. Para evitar esto, una buena solución en reiniciar el sistema para liberar toda la memoria y acelerar el rendimiento.

Como ves, existen multitud de ajustes y configuraciones de Windows 10 para acelerar el rendimiento del sistema operativo de nuestro PC. Déjanos en los comentarios si conoces más métodos, estaremos encantados de escucharte y añadirlos en la lista.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.